fbnoscript

Proyecto de resolución sobre las relaciones entre la Amr “Proposta” y el movimiento trotkista internacional

Por Corresponsal
El marxismo revolucionario concibe el internacionalismo no como pura solidaridad sino como la relación orgánica, política y organizativa, con los/las militantes de vanguardia de los otros países. Por eso, la construcción de una Internacional, como instrumento indispensable para la revolución socialista, es un elemento central del programa marxista revolucionario.
 
La Asociación Política-Cultural Marxista Revolucionaria (Amr) “Proposta” se reclama de la experiencia política organizada de la vanguardia proletaria, de la Liga de los Comunistas a la IVa Internacional en sus orígenes.
 
Es forzoso constatar que esta última (en el cuadro de los complejos y dramáticos acontecimientos que han llevado a la crisis general del movimiento obrero mundial) ha sufrido un proceso de crisis organizativa e involución política de la cual son expresiones evidentes, también en Italia, la presencia de diversas formaciones o asociaciones que se reclaman del trotskismo, o las posiciones políticas, en primer lugar, en nuestra experiencia, que se expresa en “Bandiera Rossa".
 
Es necesario, por lo tanto, que la Amr “Proposta” enfrente el debate sobre la actual situación de la vanguardia comunista mundial y la perspectiva de avanzar hacia la reconstrucción de una Internacional revolucionaria.
 
Este debate no es posible realizarlo en la Asamblea nacional de constitución.
 
Es necesario tener en consideración, sin embargo, el hecho de que el grupo de compañeros/as que ha decidido dar vida a la revista “Proposta per la rifondazione comunista” como instrumento de la batalla por las posiciones marxistas revolucionarias en el ámbito de los comunistas italianos, era parte integrante del movimiento trotskista a través de su pertenencia a la “Oposición Trotskista Internacional" y que la relación con ésta y las mejores fuerzas del movimiento trotskista (por ejemplo, el Partido Obrero de Argentina) ha nutrido y enriquecido nuestras posiciones y nuestra capacidad de intervención en el debate político. Es necesario entender que sin tales tradiciones y relaciones políticas no habríamos podido desarrollar la batalla política por el marxismo revolucionario en el Partido de la Refundación Comunista ni tampoco el proyecto de la Asociación.
 
En consideración de lo dicho hasta aquí, la primera Asamblea nacional de la Asociación político-cultural marxista revolucionari “Proposta” decide:
 
1. Programar un debate específico sobre la cuestión de la perspectiva de la lucha por la reconstrucción de una Internacional revolucionaria y, en consecuencia, sobre las consiguientes relaciones a mantener o desarrollar:
 
2. Tal debate tendrá lugar, por evidentes razones de empeño político prioritario, después del IIIo Congreso del Partido de la Refundación Comunista y concluirá con las resoluciones correspondientes, o en una reunión nacional específica, o en la IIa Asamblea nacional de la Amr, en cada caso, en 1997.
 
3. Mientras tanto, a la espera de las decisiones referidas, la Amr mantiene relaciones con la Oposición Trotskista Internacional —la cual no se considera una tendencia marxista internacional consolidada ni tampoco el núcleo inicial de construcción de la nueva Internacional, sino sólo como un reagrupamiento de militantes marxistas consecuentes que colaboran de conjunto por crear las condiciones de construcción de tal tendencia— participando en su conferencia prevista para mediados de 1997 en Italia, y desarrolla con ésta el proceso de discusión por un posible reagrupamiento con las mejores fuerzas del movimiento trotskista, como el Partido Obrero de Argentina, el Partido Causa Operaría de Brasil, la Oposición Trotskista del POR de Bolivia, el Partido de los Trabajadores de Uruguay, la Organización Socialista Revolucionaria de Chile, el Partido Obrero Revolucionario de Grecia, el Grupo “Rabocia Democratia" (Democracia Obrera) de Rusia y Bielorrusia, y otros.
 
En este cuadro, se habrán de mantener también las discusiones con otras organizaciones marxistas revolucionarias de significativa importancia como Lutte Ouvriere de Francia, Militant Labour de Gran Bretaña, etc.

Compartir

Comentarios