fbnoscript

El régimen político de Salta

Por Cristina Foffani
Buenas noches compañeras y compañeros. Como seguramente deben haber escuchado durante todos estos días, nuestra campaña electoral se ha basado en explicar que desde hace 8 años en esta provincia está gobernando una camarilla empresarial, dirigida por esta maquinaria romerista, que beneficia a sectores de la economía claramente distinguidos por toda la población salteña: el sector del turismo, el sector de la agroexportación, el banco Macro, las petroleras. Es decir, aquellos que durante 8 años se han beneficiado con las arcas públicas mientras que el conjunto de la población vive en la completa pobreza.
 
Ustedes habrán escuchado inclusive en el último período que hasta el Partido Renovador sale a denunciar el nivel de degradación de las condiciones de vida de la población salteña. El 70% de la población salteña vive por debajo de la línea de pobreza y el 38% debajo de los niveles de indigencia, esto quiere decir que el conjunto de la población salteña es pobre.
 
Mientras que un puñado de capitalistas se ha hecho brutalmente rico en los últimos 8 años, los datos están a la vista, compañeros. Yo lo vengo explicando en cada uno de los actos que hicimos en esta campaña electoral, los exportadores agrarios ganaron 460 millones de dólares en el curso del 2002, esto es más de 1300 millones de pesos. Hace dos años solamente exportaban 400 millones de pesos y lo han hecho ¡con trabajadores rurales que trabajan durante 12 ó 14 horas diarias ganando 8 o 10 pesos el jornal y multiplicando brutalmente el trabajo infantil! Son salarios devaluados que estos empresarios, en el momento que están haciendo estas brutales ganancias, no están dispuestos a elevar.
 
Hace un mes, nada más, se conquistó que los trabajadores rurales ganaran efectivamente 23 pesos por día. Pero la patronal hizo una presentación judicial porque dice que no tiene plata. Esto también pasa en el sector gastronómico, en el sector del turismo, Romero dice que "está gobernando la provincia con tanta eficacia, con tanta capacidad probada, que tiene los hoteles llenos durante todo el año y, sin embargo, esas habitaciones cobran 120 pesos una noche. Como las del Dique Cabra Corral, en donde están echando a los trabajadores que viven en el pueblo de Moldes y los están echando de sus casas para poder quedarse con el perilago, porque se han ganado un crédito de 180 millones de pesos para seguir construyendo hoteles para que se siga beneficiando este sector del turismo ligado a Romero, hoteles que la clase obrera del país de ninguna manera va a poder gozar, porque ni siquiera tiene vacaciones. Hoteles donde trabajan compañeros también doce horas diarias por 10 pesos; es decir, siguen enriqueciéndose y, sin embargo, los salarios siguen congelados, estaban congelados y devaluados cuando estábamos en el tiempo de las vacas flacas y... ahora que están ganando como nunca, siguen congelados, ¡seguimos pagando la crisis! Esto es porque Romero gobierna estrictamente para una camarilla de empresarios.
 
Carácter del gobierno
 
¿Cómo lo hace? ¿Cuál es la maquinaria que le permite a Romero seguir haciéndose votar por un pueblo hambriento?
 
Esta maquinaria, además de estar formada por empresarios que se vienen beneficiando con este gobierno, está formada por un enorme personal político alimentado por el Estado, que va desde los punteros barriales que tienen sometida a la gente a través del bolsón y de los planes jefes, cuyas jefaturas están en los consejos consultivos de cada localidad, cuya expresión más brutal la vimos anoche en la caravana de Isa en donde llegaron a matar a un trabajador para no pagarle lo que le debían. Esta descomposición brutal del justicialismo es la última expresión que estamos viendo de un partido que se va pique, que se desangra, que se descompone.
 
Porque, en realidad, la cabeza ya está podrida (aplausos).
 
Por eso, compañeros, esto que han visto en la caravana de Isa y que esta mañana a los periodistas les llamó tanto la atención lo viven en carne propia todos los días los trabajadores de los barrios, porque todos los días la familia obrera está totalmente sometida, vapuleada, humillada por los punteros peronistas barriales. Cuando hacemos un acto en cada uno de los pueblos del interior pasan anotando a la gente, para ver a quién le van sacar el bolsón. Parecen buitres detrás de trabajadores hambrientos que esperan que se humillen por la comida o por el plan jefes.
 
No termina ahí el método político romerista; sigue por los funcionarios, esos intendentes y concejales que en cada municipio hace 15 ó 20 años que vienen gobernando con la familia, los primos, los amigos. Es una lista familiar miserable de descompuestos que se han quedado clavados al Estado, mientras siguen sometiendo a la población.
 
Además, esta camarilla gobierna con el Poder Judicial porque todo trabajador salteño sabe que aquel que roba una gallina puede ir 10 años preso pero cuando Romero y sus funcionarios saquean al pueblo, no se les toca un pelo (aplausos).
 
Se han quedado con el Banco de la Provincia. Están vaciando las arcas públicas; se benefician con las empresas privatizadas de servicios cuando el trabajador paga, completamente sometido y en forma monopólica, porque no tiene otra opción, la boleta de luz y de agua 10, 15, 20 pesos. En la mayoría de los casos el agua no le llega en varias horas durante el día. Ese vaciamiento lo realizan con impunidad, porque los jueces y el Poder Judicial están completamente domesticados al romerismo.
 
El otro sector que también sostiene esta maquinaria es el Poder Legislativo, en donde hay 47 levantamanos justicialistas, que le votan las leyes a Romero sin dudar. Porque para votar leyes antiobreras estos atorrantes están ganando entre 15 y 20 mil pesos. ¡Cómo les va a preocupar que un trabajador con 5 hijos deba vivir con 150 pesos por mes, ni siquiera se dan cuenta de lo que esto significa! Junto con ellos los 12 levantamanos del PRS (aplausos). Junto con toda esta maquinaria hay una política desenvuelta desde el Estado y desarrollada a través de los medios de comunicación lamebotas de Romero, que dicen que Romero es lo único que hay, que hay que tomarlo cómo está, y desmoralizan a los trabajadores porque plantean que no hay otra salida. Sin embargo, los trabajadores, diariamente, a través de sus luchas, como dijo el compañero Del Plá, todos los días están mostrando que se puede... porque frente a estos incapaces que no son capaces de garantizar el agua ni la comida ni la salud ni la educación ni el trabajo, los trabajadores no se desmoralizan y salen todos los días a luchar (aplausos).
 
Compañeros, caminando las localidades del interior, menciono Aguaray solamente como una muestra, para que ustedes vean cómo luchan en Aguaray, tienen el camión de agua para apagar incendios conseguido por los trabaja dores a través del corte de ruta del ´97, porque hasta el año ´97 esta localidad dependía cuando había un incendio de la localidad de... Tartagal.
 
Para que les entreguen las viviendas que hace siete años están en construcción, cada dos años iba alguno de estos atorrantes se ponía al lado de las viviendas en construcción, juraba que las iba a adjudicar, se sacaba la foto y se iba. Los trabajadores tuvieron que usurparlas y hoy las tienen adjudicadas luego que se han hecho garrotear por la infantería, por la gendarmería, porque, a fuerza de poner el lomo, los trabajadores han conquistado su vivienda en Aguaray (aplausos).
 
En medio de la campaña electoral el PO ya dice que ganó, porque como ustedes saben, y a pesar de que todavía no se hicieron las elecciones, acá están los compañeros que nos han estado acompañando en cada una de las localidades. Saben que en cada lugar donde estamos organizados estamos construyendo una herramienta política para terminar con la dominación romerista. En cada una de las localidades estamos poniendo en pie un movimiento de lucha por el trabajo, por la vivienda, por la salud, por la educación, por el extendido del agua.
 
En la mayoría de las localidades donde he ido, para realizar actos públicos, lo primero que me decía la gente es que no tienen la red de agua potable. Como el gobierno capitalista no es capaz de hacerlo, los trabajadores se están poniendo de pie y como ustedes saben compañeros que extender el agua potable a las nuevas poblaciones no está dentro del contrato de la privatizada, le vamos a imponer que extiendan las redes de agua sin contrato aunque todavía no la hayamos reestatizado. Porque en el camino de la reestatización le vamos a imponer tener el agua para todos los trabajadores (aplausos).
 
Por eso el PO dice a tres días de las elecciones que ya hemos ganado, porque en cada localidad donde estamos, cuando empezábamos a hablar, la plaza estaba desierta por el temor a que los atorrantes de los cuadros políticos los apuntaran en una lista negra. Pero ni bien empezábamos, los compañeros se empezaban a acercar y cuando terminábamos de hablar había 40, 50, 60 trabajadores rurales en cada pueblo del valle. Porque veían la posibilidad de tener un partido propio, como aquel que habrán visto en el año ´45, que pudo enfrentarse a los conservadores creyendo que el peronismo venía a sacarlo de sus miserias ¡Así están viendo en el interior esos trabajadores rurales al PO!
 
Porque llega el PO y los compañeros empiezan a construir una esperanza (aplausos).
 
Por eso, no solamente decimos que hemos ganado porque estamos construyendo organizaciones en cada uno de los 20 municipios en donde hemos abierto las listas. También porque estamos seguros que el domingo 16 vamos a conquistar nuevas bancadas ¡vamos por la gobernación, por las intendencias, por los concejos deliberantes y por nuevas bancadas en la legislatura ¡ llegaremos hasta donde el pueblo nos lleve!
 
Pero el pueblo va tener claro que si vota a Pablo López y lo lleva al Congreso de la Nación, por primera vez el país va a escuchar otra Salta, esa Salta desconocida, sin voz, que nadie conoce, que solamente la ven en los canales nacionales cuando cortamos la ruta o cuando hacemos movilizaciones. Esa otra Salta por fin podría tener una expresión en el Congreso de la Nación y miles y miles de trabajadores van a poder escuchar, en ese Congreso , todos sus reclamos y multiplicar contra el romerismo todas las expresiones de organización que los trabajadores vayan haciendo para terminar con esta camarilla miserable
 
Por eso compañeros el día 16 los convocamos ¡meta el voto del PO, construya con nosotros esta alternativa política. ¡¡Somos los sepultureros de Romero!!
 
Gracias compañeros.
 
(*) Discurso de Cristina Foffani en el acto de cierre de la campaña electoral del Partido Obrero de Salta, 12 de noviembre de 2003.
 

Compartir

Comentarios