fbnoscript

Apoyo político de la izquierda al frente patronal opositor

Se les apagó la luz
Por Rafael Santos
El conjunto de la izquierda argentina resolvió ‘adherir’ al apagón de cinco minutos que convocó un frente de partidos patronales opositores (y hasta sectores del oficialismo), las burocracias sindicales y la Iglesia.
 
Dice el Mst, en su periódico (28/8): “El Frepaso, la Ucr, Nueva Dirigencia, Fedecámaras, el Mta, el Cta, el padre Farinello y otras organizaciones convocan a un apagón de luces el 12/9 de 5 minutos... Apoyamos esta acción que es parte del repudio popular al ajuste... Creemos que la propuesta tiene que estar al servicio de derrotar el plan económico de Menem y el por Rafael Santos fmi".
 
Pero independientemente de lo que finja 'creer' el Mst, estos ‘opositores’ 'al ajuste’ están ejecutando la ‘reforma del Estado’ y el ‘plan Cavallo’ en Córdoba, Río Negro y la Capital. Han establecido su completo acuerdo con este régimen y con esta política en la Constitución del 94 y en la Estatuyente actual (decretos de necesidad y urgencia). Se han hecho voceros de la UIA, cuyo ‘ministro de economía’ es el radical Machinea. En realidad, el ‘frente de oposición’ constituye un reaseguro de los explotadores al desplome del menemismo. El Chacho Alvarez se reúne con Duhalde y es apoyado por la embajada norteamericana y el gran capital.
 
El 'apagón’ no implica ninguna lucha, como se encargó de resaltarlo el propio Alvarez, al señalar que pretendía “una medida totalmente pacífica, que no le cueste ningún esfuerzo a la gente..." (Página 12). El ‘apagón’ es lanzado para desviarel impacto de la huelga general del 8 de agosto. Zamora se sienta ahora con Terragno y Fernández Meijide, como en 1974 y 1975 lo hizo en el bloque de los 8 partidos burgueses ‘opositores’ para defender la ‘institucionalización’ de Perón, Balbín, las tres A, Isabelíta y López Rega.
 
El Ptp, por su parte, luego de admitir (Hoy, 4/9) que “sectores de las clases dominantes están trabajando... para recambios en el gobierno", propone... “golpear juntos en hechos como el apagón”. "Pero para que esos  hechos no pavimenten el camino de un simple (sic) recambio, se excusa el Ptp, la principal condición es que la clase obrera tercie... (sic)”. Es lo que quiere también el frente patronal, que la clase obrera vaya a la rastra de su política ‘opositora’. El Ptp no quiere un recambio ‘simple’, sino uno más 'complejo', y quiere que los obreros ‘tercien’, pero no que impongan su política. El programa del ‘apagón’ es el de la UIA, o sea, la defensa de la industria nacional y la ‘flexibilización laboral’.
 
El Mas también declara: “no nos oponemos al apagón, del mismo modo que no nos oponemos a cualquier acción contra el gobierno” (Solidaridad, 29/8). Esto, a pesar de que dice que “Es una jugada de sectores burgueses y burocráticos, que no servirá a los trabajadores”. Curioso lenguaje: “No nos oponemos” quiere decir ‘apoyamos’, y 'apoyamos' quiere decir ‘apoyamos politicamente’, o sea, los objetivos y los métodos. El Mas, al igual que el Mst, apoya al frente patronal opositor.
 
Para el Mas, “el apagón es una forma puramente pasiva de expresar el descontento". Otra vez, el lenguaje. Porque esa “forma puramente pasiva” es lo que impide que el descontento se exprese, no sólo en su manifestación práctica, sino en su objetivo político de acabar con el menemismo. En esta crisis, por otro lado, hay muchas clases de ‘descontentos’-, el programa del ‘apagón’ expresa el ‘descontento’ de la UIA.
 
La izquierda, al igual que el Mta y el Cta, se suma al frente de la oposición patronal. Es precisamente su estrategia política. El ‘movimiento’ al Socialismo, el ‘movimiento’ Socialista de los Trabajadores y la ‘Corriente’ Clasista adoptan esa forma ‘movimientista’, porque han relegado el planteo de la independencia política obrera y de la dirección obrera de los oprimidos, y por eso tampoco plantean construir un partido de la clase obrera.
 
Pero de la construcción de ese partido depende que la crisis tenga una salida social transformadora, y que no sea un recambio capitalista.
 

Compartir

Comentarios