fbnoscript

El llamamiento de la Liga Internacional de Trabajadores

Por Partido Obrero
El texto completo de los "21 puntos", así como también el "Llamado a una reunión internacional",  redaccpueden encontrarse en Correo Internacional, revista del Mas.
 
 
La reunión que mantuvieron a principios de noviembre de 1997 los partidos que sostienen la necesidad de refundar inmediatamente la IVª Internacional, exploró las posibilidades de una discusión y acción internacionales con la Liga Internacional de Trabajadores (LIT).
 
Los participantes de la reunión tomaron nota del Documento de 21 puntos que la LIT lanzó a fines del año anterior (1996) como base para una conferencia internacional y elaboró una respuesta que detalla las principales divergencias con ese documento.
 
Los 21 puntos constituyen los "Puntos constitutivos de la Declaración del Comité de Enlace" y fue acordada en junio de 1995 entre la LIT y la Internacional Obrera para Reconstruir la IVª Internacional (WI-RFI). A fines de enero de 1997, la LIT conjuntamente con el Partido Obrero Internacional (de Ucrania) y el Grupo de Iniciativa por un Partido Obrero (de Polonia) tomaron este documento como punto de partida para convocar a una reunión internacional "a todas las fuerzas que expresen su disposición a trabajar por la construcción de una Internacional Obrera basada en el principio del centralismo democrático y en un programa revolucionario".
 
Ofrecemos a nuestros lectores un resumen (1) de los 21 puntos.
 
El documento comienza reivindicando las resoluciones y tesis de los Cuatro Primeros Congresos de la Internacional Comunista y el Programa de Transición y el Congreso fundacional de la IVª Internacional. En particular, en lo referente a "democracia y reformismo (y) los problemas de la toma del poder y la dictadura del proletariado".
 
Sobre esta base política, el documento plantea la necesidad de reconstruir la IVª Internacional.
 
La crisis histórica del capitalismo
 
Al referirse a la presente etapa del desarrollo capitalista, el documento afirma que "la reconstrucción de la IVª Internacional (...) se apoya en una conclusión fundamental del análisis marxista: en su fase de descomposición, el capitalismo es un obstáculo para las fuerzas productivas de la humanidad".
 
Por el carácter social de las relaciones en cuyo marco se realizan, el desarrollo de los elementos científicos y técnicos de la última década dice el documento llevó a una destrucción masiva de los elementos más importantes de las fuerzas productivas: la clase obrera y la propia naturaleza.
 
El documento culmina esta caracterización con la conclusión de que "la alternativa socialismo o barbarie es algo presente en la vida de millones de personas".
 
Restauración del capitalismo
 
En su "Introducción", el documento traza una caracterización de conjunto de la perspectiva abierta para la economía mundial con los procesos restauracionistas que se desarrollan en los ex Estados obreros: "La tentativa de restauración del capitalismo en Rusia y Europa del Este dice no ofrece al capitalismo mundial un camino para superar sus contradicciones. Por el contrario, le trae enormes problemas (porque) ya no tiene la ayuda de su principal instrumento en el movimiento obrero: el stalinismo".
 
En el cuerpo del documento propiamente dicho, los autores dejan constancia de que "a partir de la caída del Muro de Berlín, tanto al interior de la WI (RFI) como de la LIT, existe un rico debate sobre la naturaleza de estos estados (...) que se refiere tanto a qué son hoy esos estados, después de los sucesos del 89-91, así como a qué fueron en el pasado". El propio documento caracteriza que se trata de "un debate de largo alcance (...) que puede durar mucho tiempo (...) que el Comité de Enlace deberá iniciar".
 
En referencia a la cuestión de la naturaleza de los sucesos de 1989-91, dice que "la caída de las burocracias a través de la acción revolucionaria de las masas fue un desarrollo altamente positivo porque destruyó el aparato centralizado del stalinismo, aunque el proceso no se haya completado con la destrucción total de la burocracia y el poder de la clase obrera a través de sus organismos"; que estos acontecimientos destruyeron la utopía reaccionaria del socialismo en un solo país y confirmaron la teoría de la Revolución Permanente.
 
Finalmente, el documento enfatiza "la importancia de la lucha contra los procesos de privatización y el proceso general de restauración capitalista" que impulsan la burocracia y el imperialismo.
 
Cuba
 
El documento rechaza la identificación entre la defensa de la revolución cubana y la defensa política de la dirección castrista; denuncia que "el castrismo, en acuerdo con el imperialismo, está restaurando el capitalismo en Cuba", y sostiene que la lucha por defender las conquistas de la Revolución "significa la lucha por una revolución política en Cuba".
 
Nacionalismo burgués y pequeñoburgués
 
Después de distinguir entre el nacionalismo de los oprimidos y el de los opresores, los 21 puntos se declaran defensores de los movimientos nacionalistas frente al imperialismo.
 
"Aunque haya diferencias políticas básicas entre el trotskismo y los movimientos nacionalistas burgueses y pequeñoburgueses dice el documento, defendemos todos los movimientos de liberación del ataque del imperialismo y la burocracia y a todos los estados que alcanzaron su independencia política del imperialismo (...) de ninguna manera esa defensa significa que damos apoyo político a los gobiernos burgueses nacionales de tales países". El documento rechaza cualquier "alianza permanente o estratégica" con la burguesía o la pequeñoburguesía, pero considera "esenciales" las acciones antiimperialistas comunes.
 
Bosnia
 
El documento denuncia la agresión gran-serbia contra Bosnia como una agresión a la "independencia" de esa república, que había sido votada por su población. Frente a la guerra de los Balcanes hay que recordar que el documento data de junio de 1995, los firmantes sostienen que su objetivo estratégico es la Federación Socialista de los Balcanes. "Pero, agrega, la lucha por llegar a ese objetivo parte de la defensa incondicional del derecho del pueblo bosnio a conseguir su independencia y su integridad territorial".
 
Democracia burguesa
 
Los 21 puntos denuncian "el uso de las instituciones de la democracia burguesa" por el imperialismo, las burguesías nacionales y la burocracia para desviar los procesos revolucionarios. En relación al proceso electoral burgués, agrega, "cuando participamos en él lo hacemos como forma de divulgar ampliamente nuestro programa y denunciar esa institución burguesa".
 
Naciones Unidas y acuerdos de paz
 
Los firmantes denuncian como contrarrevolucionarios los acuerdos de paz de Medio Oriente, de Sudáfrica y los que intentan acabar con la lucha por la unidad de Irlanda.
 
Denuncian también el contenido imperialista de las misiones de paz y las misiones humanitarias de las Naciones Unidas en todos los países.
 
Gobierno obrero
 
El documento reafirma "la demanda del Programa de Transición por un gobierno obrero y campesino", en particular "como parte de un programa de reivindicaciones que le permita al proletariado romper con las direcciones traidoras (...) durante la preparación de la lucha por el poder".
 
Sostiene, además, que la consigna del "gobierno obrero" debe estar ligada a otras dos: que esas direcciones traidoras "rompan con la burguesía" y "gobiernen apoyados en los organismos obreros y populares con un programa anticapitalista (...)".
 
Frente Popular
 
En referencia a la cuestión de los Frentes Populares, el documento sostiene que "los gobiernos de Frente Popular, es decir los gobiernos de colaboración entre las direcciones de la clase obrera con sectores burgueses (como el que intentó construir Lula en Brasil) son burgueses y como tal contrarrevolucionarios".
 
El documento avanza en la caracterización de estos "gobiernos de Frente Popular" sosteniendo que "coloca al partido revolucionario frente a desafíos y oportunidades excepcionales (porque) las direcciones traidoras, al ponerse al frente del gobierno burgués, pueden con más facilidad ser desenmascaradas ante las masas (...)".
 
Métodos de lucha
 
El documento reivindica "todos los métodos de lucha" que ha adoptado el movimiento obrero a través de su experiencia y se declara opuesto al "terrorismo individual (y) la guerra de guerrillas".
 
Democracia obrera
 
Los 21 puntos señalan que es necesaria "la más amplia democracia obrera a todos los niveles, en las luchas, en los sindicatos y en las luchas por la tierra (...) que los trabajadores decidan".
 
Partido
 
Los firmantes declaran su empeño en luchar por partidos obreros revolucionarios, que sean secciones de la IVª Internacional reconstruida, organizados bajo los principios del centralismo democrático.
 
Repudian como propio del stalinismo el método de las calumnias, la violencia y las acusaciones fraudulentas, "diseñadas para silenciar y expulsar a los opositores políticos".
 
Objetivos
 
El documento establece los objetivos que se propone el Comité de Enlace establecido entre la LIT y la WI (RFI): "la reconstrucción de la IVª Internacional en el proceso de la reconstrucción del movimiento obrero como un todo (y) la elaboración en común de un programa, basado en el desarrollo y la actualización del Programa de Transición".
 

Compartir

Comentarios