fbnoscript

Sobre el juicio a Ocalam: disculpas, contradicciones y probables resultados

Por Ender Coskun
Cualquiera en Europa, no sólo kurdos y turcos, que tenga alguna idea sobre la lucha de liberación del pueblo kurdo bajo la dirección del PKK quedó perplejo ante las disculpas y los compromisos de Ocalam frente a la Corte de Seguridad del Estado (CSE) que sesiona en la isla-prisión de Imrali, en el comienzo mismo del juicio.
 
Las explicaciones de Ocalam en el juicio influyeron sobre los cuadros y las bases del movimiento de liberación kurdo; y confundieron y desmoralizaron no sólo a los kurdos sino también a los revolucionarios, que apoyan su movimiento.
 
Ocalam habla de paz y de sus preocupaciones por las víctimas de la guerra. En verdad no es la primera vez que habla de su voluntad de "establecer la paz" y de "hermandad". Pero contrariamente a lo que alegan sus seguidores, de que no hay diferencias entre la política actual de Ocalam y la del PKK, existen algunas diferencias importantes que no pueden ocultarse.
 
"Los choques armados deben cesar inmediatamente y las armas deberán ser depuestas". Es la primera vez que Ocalam hace un llamado directo a terminar la lucha armada de liberación, al afirmar, en el primer día del juicio, que quiere que el PKK y el ARGK (Ejército de Liberación Nacional del Kurdistán) "abandonen su postura contra el Estado turco y se preparen para el proceso de legalización". Es también la primera vez que afirma que "si le fuera permitido contactar a sus combatientes, los podría convencer de deponer sus armas en un plazo de tres meses y poner fin a la insurgencia". .
 
Turquía: la república democrática
 
"Estoy dispuesto a servir al Estado turco, por la paz y la hermandad como ejes de una república democrática y creo que para este fin debo permanecer vivo". "Denme a mí y al PKK una oportunidad. Puedo hacerlo bajar de las montañas en tres meses", dijo Ocalam a la corte.
 
Excusándose por los veinte años de guerra de liberación nacional del PKK bajo su dirección, enfatizó que desde ahora le gustaría contribuir al establecimiento de la paz y la hermandad en el país. Aquí estamos, por primera vez, frente a una noción, a saber, la "republica democrática". Ocalam no habla de luchar por una "república democrática"; por el contrario, reconoce a una "república democrática" como algo favorable a los kurdos: "Los kurdos pueden encontrar refugio en una república democrática, no tienen otro lugar. Aquí existe libertad de pensamiento. También existe libertad política. ¿Por qué debería reclamar por algo que ya existe? El único problema es la lengua y la identidad cultural", dijo Ocalam en el segundo día del juicio. Estas frases no son una expresión de la revolución democrática por etapas stalinista, sino el reclamo al Estado turco de reformas democráticas; Estado que previamente caracterizaba como colonialista.
 
¿Una nueva táctica? No debemos olvidar que el PKK no habló de deponer las armas ni en el período de cese del fuego de 1993, ni en el del 1995; debemos tener presente también el ejemplo del IRA que, aún después del acuerdo de paz con Inglaterra, todavía se resiste a deponer las armas. Se debe agregar, asimismo, que ésta no es una nueva orientación hacia una "república democrática" a cambio de deponer las armas, como una nueva táctica política "para incluir la cuestión kurda en una plataforma política", como afirman los seguidores de Ocalam. Además, el líder del PKK, Ocalam, en sus explicaciones, se ubicó un poco más lejos de las principales posiciones políticas, estratégicas e ideológicas de su partido.
 
Declaró que la lucha guerrillera es un error, no sólo en las presentes condiciones sino ¡desde el principio! Ocalam afirmó ante la corte: "llamo al PKK, yo, el que los condujo al error, el causante y responsable de todos los problemas y de todos los sufrimientos... Si hubiera sido consciente de esto en 1973, el método que habría seguido habría sido diferente... Les digo a los miembros del PKK que no continúen la lucha armada y que en su lugar desarrollen la lucha a través del pensamiento"; Ocalam está hablando de la posibilidad de una lucha legal y parlamentaria en lugar de la guerra de guerrillas en Turquía, ¡a fines de 1999 y para los kurdos! Ocalam, el líder del PKK, olvidó, directamente, la realidad de Turquía. ¡La realidad que no sólo conocen los marxistas revolucionarios o los pequeñoburgueses revolucionarios sino cualquiera que sabe que aquí no hay ninguna posibilidad para los kurdos de una lucha legal o parlamentaria por su identidad nacional, realidad que ahora olvida el líder del PKK! ¡Ocalam directamente olvidó a los cientos de políticos kurdos y revolucionarios turcos encarcelados, que lucharon por medios legales.
 
"Aquí existe libertad de pensamiento. Aquí hay libertad política" nos enseña desde la cárcel ¡que el Estado turko es democrático! Entonces, el concepto de "república democrática" no significa otra cosa que el actual régimen turco. Entonces, ¿para qué está luchando el pueblo? "Cuando digo Kurdistán no estoy aludiendo a nada político sino a una región geográfica" dijo Ocalam, el líder del PKK, en el segundo día del juicio. Esta posición está muy lejos del principal objetivo del PKK, que lucha por un Kurdistán independiente; de los objetivos de los dos ceses del fuego, por la "federación" en 1993 y por la "autonomía" en 1995. Ocalam da un gran paso hacia el completo abandono del concepto del Kurdistán para convertirse en un defensor de la "república democrática" de Turquía.
 
"El único problema es la lengua y la identidad cultural" dijo Ocalam en el tercer día del juicio. Esto no significa ni más ni menos que abandonar la caracterización de los kurdos como una nación. Fue muy lejos, hasta afirmar que "hay diferentes grupos pero no otra nación en Turquía", y aceptó una de las demandas del abogado querellante Kazim Ayadin, un conocido fascista: "Estoy de acuerdo con el señor abogado, en Turquía no hay discriminación entre turcos y kurdos". ¿Arrepentimiento o amenaza? "Soy responsable por lo que hice. Puedo dar mi vida si es en beneficio de Turquía. El público turco quiere destruirme. Tengo una sola vida para dar. No quiero más enfrentamientos". "¿Qué ocurrirá si muero?" le preguntó Ocalam a la corte y se respondió: "La organización lanzará a la lucha a miles de combatientes y cientos de miles de personas morirán". "No tengo intención de simplemente salvarme", dijo Ocalam y agregó: "Yo no creé la cuestión kurda. La encontré en Ankara. El problema existe desde hace doscientos años. Es un período doloroso. El pueblo ha sufrido mucho. Pero la guerra no tiene razón de ser, ni lógica. No importa cual sea el resultado, no importa cuanto suframos, no hay consuelo por lo que hemos hecho". "El separatismo, las presiones y los sentimientos de rebelión no pueden resolver los problemas; debemos vivir en paz juntos. Y una república democrática es una oportunidad para vivir juntos en la misma tierra", dijo Ocalam en el tercer día del juicio.
 
Para usar el nacionalismo paranoico del kemalismo de izquierda (1) Ocalam citó a Siria, Grecia, Chipre, Irán, Iraq, Yugoslavia, Armenia, Gran Bretaña, la Iglesia Ortodoxa griega, grupos turcos de extrema izquierda y el Asala como algunos de los colaboradores del PKK. Nadie sabe cómo, pero es la primera vez que se escucha de boca de Ocalam, que también Yugoslavia facilitó campos de entrenamiento para las guerrillas.
 
Acusando a Grecia, Italia y Rusia de no respetar las leyes internacionales, Ocalam le dijo a la corte que casi todos los estados vecinos y europeos ayudaron al PKK y trataron de usarlo contra Turquía, pero nada dijo de Estados Unidos e Israel, los estados que jugaron el papel más importante en su captura.
 
Ocalam trató de mostrar, por una parte, a todos los estados vecinos y a los europeos como enemigos de Turquía, y por la otra, su disposición a hacer cualquier cosa por la integridad territorial de Turquía.
 
Pero es muy difícil convencer al Estado turco con esos argumentos, especialmente con sus contradicciones internas. Primero, ¿cómo podría Ocalam, que el primer día del juicio, habló sobre sus limitaciones para impedir las "actividades terroristas" de "algunos separatistas" y de la "banda de los cuatro", como líder "solitario", persuadir a las guerrillas de "deponer las armas en tres meses"? ¿Tiene Ocalam más influencia ahora, cuando está en prisión, que antes? ¿No es una contradicción colocarse como reaseguro del Estado turco frente al peligro que amenaza su integridad territorial, como en el caso de la creación de un Estado kurdo en el norte de Irak, y al mismo tiempo procurar ser un aliado del imperialismo norteamericano, el verdadero maestro de ese plan? ¡Todo el PKK se reagrupó detrás de Ocalam! Del mismo modo, el Congreso kurdo, el Frente Nacional de Liberación de Kurdistán (ERNK) y la presidencia del Consejo del PKK se reagruparon tras Ocalam. El Congreso Nacional del Kurdistán nombró a Ocalam líder honorario en Amsterdam, diciendo que sus planteos en el primer día del juicio, en Imrali, fueron "sólo un llamado más a la paz a Turquía". Abdurrahman Cadirli, representante europeo del ERNK y miembro del cuerpo de presidencia del Congreso Nacional, dijo que "ésta no es la primera ocasión en que Ocalam hace un llamado a la paz. Continuará haciéndolo durante el juicio. Apoyamos a Ocalam y sus llamados a la paz". "Pero está claro que no puede alcanzarse la paz si un lado está por la paz y el otro el Estado turco la rechaza y continúa llamando a la guerra", agregó.
 
La declaración del Consejo de Presidencia del PKK, publicada en Ozgur Politika, el diario del PKK, utiliza también los mismos argumentos, con elogios más exagerados todavía, tales como que "el problema kurdo ocupó el primer plano, en todo el mundo, gracias a las explicaciones del camarada Abdullah Ocalam", "los grandes guerreros también saben cómo concluir la gran paz", "las explicaciones del presidente son talentosas, amplias y analíticas, y su enfoque es acabado, respetuoso y responsable", etc. Pero, "la prensa turca distorsiona sus significativas palabras", agregó el Consejo de Presidencia del PKK en su declaración.
 
Contradicciones
 
Tanto el Consejo de Presidencia del PKK, como el representante europeo del ERNK, enfatizaron también que "tal como está la situación, el Estado turco tiene más responsabilidad que el PKK". Pero Ocalam, al decirle a los militantes del PKK que él es "el que los condujo al error, el causante y responsable de todos los problemas y de todos los sufrimientos", asume toda la responsabilidad por la guerra.
 
El Consejo de Presidencia del PKK habla de las condiciones objetivas, de la magnitud, importancia y complejidad del problema y rechaza la idea de que la guerra de guerrillas es un error. Pero Ocalam dice que "si hubiera sido consciente de esto en 1973, el método que habría seguido habría sido diferente... Les digo a los miembros del PKK que no continúen la lucha armada y que en su lugar desarrollen la lucha a través del pensamiento". La declaración del Consejo de Presidencia realínea al PKK detrás de las declaraciones de Ocalam que afirmó que "comparte el dolor de las familias de los mártires... pido disculpas", planteando que "pedir disculpas es un signo de generosidad", pero con un importante agregado referido a los guerrilleros asesinados por las fuerzas militares turcas que no tienen tumba: "Pero nuestro pueblo también es sensible". El Consejo de Presidencia del PKK enfatizó que las víctimas de la guerra son de ambos lados, kurdos y turcos. Pero Ocalam habla sobre las víctimas del lado turco, es decir, de las fuerzas armadas y policiales.
 
Estas son las contradicciones entre la declaración del Consejo de Presidencia del PKK y del representante europeo del ERNK y Ocalam.
 
También se debe agregar que hay una contradicción interna en la declaración del Consejo de Presidencia del PKK. Al final de la declaración, en oposición a los elogios exagerados a Ocalam de los primeros párrafos, como los de que "el problema kurdo ocupó el primer plano, en todo el mundo, gracias a las explicaciones del camarada Abdullah Ocalam", "los grandes guerreros también saben cómo concluir la gran paz", "las explicaciones del presidente son talentosas, amplias y analíticas, y su enfoque es acabado, respetuoso y responsable"; el Consejo de Presidencia del PKK enfatiza sobre las "severas presiones sicológicas" de que es objeto Ocalam. ¿Por qué el Consejo de Presidencia necesita enfatizar sobre las presiones sicológicas, si Ocalam era merecedor de todos esos exagerados elogios en el juicio?
 
He intentado hacer un somero análisis de las posiciones de Ocalam y de ciertas contradicciones internas de sus declaraciones en el juicio, y mostrar las diferencias entre su posición y la declaración oficial del Consejo de Presidencia del PKK. Se advierten también en esas últimas contradicciones, los primeros pasos hacia una posible ruptura con Ocalam o el resultado de la presión de ciertos miembros del Consejo de Presidencia que no aceptan políticamente su posición en la corte.
 
Es el momento de apoyar a la vanguardia revolucionaria kurda
 
Está muy claro que las posiciones políticas y los argumentos de Ocalam en la corte están un poco lejos de la política oficial del PKK. Esta actitud de Ocalam traerá una nueva y áspera discusión dentro del PKK y del movimiento kurdo en su conjunto, la que podría concluir en una nueva orientación. La lucha de clases en el movimiento de liberación kurdo recreará y ayudará, inevitablemente, a las fuerzas revolucionarias. Los demócratas pequeñoburgueses y los campeones del Nuevo Orden Mundial pueden exagerar las disculpas y los compromisos de Ocalam y elogiar su posición realista.
 
El PKK, que con su programa revolucionario plantea como objetivo la creación de un Estado kurdo independiente y unido, y para alcanzarlo se acerca en su esencia a la concepción de la revolución permanente, bien que de una manera tímida, tiene que luchar tanto contra los ejércitos de las fuerzas de ocupación como contra las fuerzas feudales y burguesas kurdas. El PKK aplicó su programa revolucionario hasta 1993. Después de esto, la ola revolucionaria descendió principalmente por la represión salvaje llevado a cabo por las fuerzas turcas y por la presión del imperialismo norteamericano; el PKK fue puesto entonces a la defensiva. Redujo el nivel de sus reclamos a una especie de autonomía administrativa y cultural.
 
Si miramos los acontecimientos en su conjunto, podemos señalar nuestras tareas ante el movimiento de liberación kurda y ante su vanguardia. Los acontecimientos prueban una vez más que sólo los obreros y los campesinos pobres de Kurdistán, bajo la dirección del partido revolucionario, pueden alcanzar un Kurdistán unido e independiente. La vanguardia revolucionaria del movimiento de liberación kurdo necesita el apoyo de los marxistas revolucionarios de todo el mundo para alcanzar ese objetivo como parte de una Federación Socialista del Medio Oriente, en cooperación con los trabajadores revolucionarios turcos, árabes y persas. Este apoyo político/organizativo e ideológico, hoy es mucho más importante que en cualquier otro momento. Es el momento de evitar, entre los cuadros y en las filas del movimiento de liberación kurdo y en las fuerzas revolucionarias toda muestra de pánico o confusión, es el momento de frenar la desmoralización, provocada por el Estado turco y los imperialistas.
 
 
Notas:
 
(*) Ender Coskun. Dirigente de la Liga Marxista de los Trabajadores de Turquía.
 
1. Kemalismo: movimiento republicano nacionalista, liderado por Kemal Atartuk, que transformó a Turquía en una república en la primera posguerra [nota del traductor].

Compartir

Comentarios