fbnoscript

Los partidos políticos en la Unión Soviética hoy

Por Alexei Gussev
Para un observador externo, la actual lucha de clases en Rusia (1) puede asemejarse a una competencia entre varias fracciones de los círculos dirigentes, por ejemplo, “radicales” y “conservadores”. Así es cuando se mira superficialmente. De hecho, la principal contradicción socio-política es el antagonismo de intereses entre los trabajadores y la burocracia parasitaria. Este antagonismo deja huella en todas las batallas políticas y va saliendo crecientemente en forma abierta. De un lado están los que proponen el mercado libre” y, del otro, aquellos del “socialismo real”, luchando por los puestos en los palenques del poder estatal.
 
A pesar del rencor entre unos y otros, estos grupos están unidos en la cuestión principal —en referencia al mantenimiento de sus privilegios, recursos y poder contra la ingerencia de la clase obrera, oprimida y sin derechos, pero que sin embargo, está despertando a la vida política, y cuyo núcleo es la clase obrera industrial. Esta es la causa principal de la lucha política en Rusia.
 
Por el momento es demasiado pronto para habíar de partidos rusos totalmente formados. El proceso de consolidación de las fuerzas políticas está, todavía, lejos de haberse completado y refleja un complejo cuadro de cristalización de la conciencia de clase de las fuerzas en conflicto.
 
Aquí es necesario destacar que las fracciones burguesa y conservadora de la burocracia corren conjuntamente más rápido que la clase obrera. Es el resultado de años de política stalinista que destruyó consecuentemente la solidaridad de clase incentivando a las elites de trabajadores a expensas de las más bajas, después de haber privado a la clase obrera de toda autonomía política.
 
Las masas trabajadoras están tan sólo restableciendo sus organizaciones independientes — sindicatos, etc.— mientras que los círculos dirigentes tienen de su lado todo el poder de la maquinaria del Estado, la experiencia de gobierno y e1 apoyo de las potencias extranjeras.
 
Este factor predetermina ampliamente la actual relación de poder en la escena política rusa.
 
¿Cuáles son los principales campos políticos en Rusia?
 
a - Ultraderecha reaccionaria: “Paymat”, “partidos ortodoxos”, organizaciones monárquicas, etc.;
 
b - Burocrático burgués: Movimiento “Rusia Democrática” (un bloque de partidos “democráticos” y “liberales”, Partido Democrático de Rusia, Partido Republicano, Partido Social-Demócrata, etc.);
 
c - Burocrático conservador: Partido Comunista de la Federación Rusa, Frente de Trabajadores Unidos;
 
d - Social reformista: Partido Socialista, parte de los grupos sindicalistas de orientación sócialdemócrata de izquierda;
 
e - Revolucionario socialista: este campo todavía tiene que formarse, por las razones ya dichas. Aún no es muy numeroso e incluye grupos marxistas de varias ciudades, el “Movimiento para la Creación de la Sección Soviética de la IVa Internacional” (Células Proletarias Revolucionarias de Leningrado, Comité para la Sección Soviética en Moscú, etc.), algunas organizaciones anarquistas y anarco-marxistas unidas (como la “Unión de los Comuneros” de Moscú) y algunos miembros del Partido Socialista.
 
¿Qué intereses expresan?
 
a - Elementos no pertenecientes a ninguna clase social (principalmente de los medios de la intelectualidad), los sectores más reaccionarios de la burocracia (principalmente del Ejército y de la IGB) y la pequeñoburguesía.
 
b - Una parte considerable de la burocracia, uchando —como escribió Trotsky en La Revolución Traicionada— “para encontrar una sustentación para sí mismos en las relaciones de propiedad”.
 
La oficialmente legalizada “burguesía criminal”, que acumuló capital a través de la especulación en el mercado negro en el período precedente, así como los estratos pequeñoburgueses de la ciudad y del campo (“cooperativistas”, etc.), cuya acumulación primaria es estimulada por la política oficial, además de las capas superiores de la intelectualidad.
 
c - El Partido (Partido Comunista de la URSS), los militares y parte de la burocracia estatal, el aparato de los sindicatos oficiales.
 
d - Las capas más altas de la clase obrera (“aristocracia obrera”), estratos medios de la intelectualidad.
 
e - Los obreros de niveles inferiores, la intelectualidad no privilegiada, sectores estudiantiles.
 
¿Cómo ven la sociedad actual y por qué sociedad luchan?
 
a - Lo que existe ahora es la dominación de los judíos y el poder de los franc-masones. Hay que restablecer la monarquía, basada en el Ejército y en la Iglesia Ortodoxa.
 
b - Es preciso una transición más activa desde el “totalitarismo comunista” a una sociedad de tipo occidental.
c - Lo que existe es el socialismo. Hay que mejorarlo a través de la liberalización y las reformas, pero manteniendo intactos los fundamentos de la estructura social existente.
 
d - No hay socialismo porque no hay democracia completa y hay “monopolio de Estado” en la economía. El socialismo significa libertades democráticas y auto-gobierno en la industria.
 
e - No se puede hablar de socialismo mientras haya desigualdad, privilegios, privaciones; mientras la clase obrera esté despojada del poder.
 
El socialismo, es decir, el sistema social en que todas las decisiones políticas, sociales y económicas son tomadas por los trabajadores mismos, sólo puede realizarse en escala global por la acción revolucionaria autónoma de las masas.
 
¿De qué sistema político son partidarios?
 
a - Por la convocatoria del Zemsky Sobor (es decir, la restauración de la corporación medieval reperesentante de los estados feudales), que debe llamar a un zar de la dinastía Romanov. Por la prohibición de todos los partidos políticos, como “destructores de la nación”. La democracia es un invento de los masones que no es necesaria para el pueblo ruso.
 
b - Por una república democrática normal. Se debe renunciar a la mera idea de soviets, el poder no debe concentrarse en un único lugar sino ser delegado de arriba hacia abajo, a partir del parlamento, donde se reunirían políticos profesionales.
 
Los poderes serán distribuidos completamente entre las ramas legislativa, ejecutiva y judicial. Lo principal de una república democrática es el trabajo del aparato encabezado por el presidente. Este sistema es muy útil para suprimir de su interior a la clase trabajadora y, al mismo tiempo, engañarla.
 
c - Lo que es necesario sobre todo es un poder presidencial fuerte, basado en el todopoderoso aparato del Partido Comunista y capaz de restaurar el orden y prevenir el advenimiento de la anarquía.
 
d - Es necesario asegurar en primer lugar el pluralismo político total (una persona, un voto), con base en el sufragio secreto, esto quiere decir democracia. Deben existir también fuertes corporaciones de auto-gobierno y un sistema judicial independiente. En estas condiciones, la intelectualidad defenderá los intereses de los trabajadores en parlamentos y ayuntamientos.
 
e - Por un Estado de democracia obrera, la República de los Soviets de arriba a abajo.
 
Todo el poder en los niveles locales y central debe pertenecer a los soviets de diputados obreros, basados no en una masa atomizada de votantes anónimos sino en colectivos específicos de trabajadores.
 
Por el derecho de los trabajadores a destituir a cualquier funcionario público. El salario de cualquier funcionario del estado no debe exceder el nivel del salario de un trabajador calificado.
 
¿Cuáles son sus actitudes frente a las “reformas de mercado" y los planes para privatizar la propiedad estatal?
 
a - Los recursos no deben ser vendidos a extranjeros o judíos, en general es necesario renunciar al comunismo y restaurar la empresa nacional rusa en base a la colaboración de clases. Se necesita del mercado, pero bajo control estatal para que los elementos extranjeros no puedan aprovecharse.
 
b - La economía debe basarse en el mercado libre y en la empresa privada. Dos tercios de la propiedad estatal deben ser desnacionalizados. Se debe ir cuanto antes al encuentro del sistema económico existente en Estados Unidos, Inglaterra y otros países desarrollados.
 
Solamente la iniciativa privada y la regulación espontánea pueden asegurar el crecimiento económico y la abundancia. Sin duda, esto es para aquéllos que tienen las oportunidades (posición oficial o contactos) y serán los beneficiarios por la privatizacic i y por la introducción del mercado.
 
c - Una economía en la cual el mercado se combine con la reglamentación estatal. Hay que dar más derechos en la gestión de la economía a los directores de fábrica y a los gerentes.
 
Por la variedad de formas de propiedad, incluyendo la propiedad privada. Sin embargo, la propiedad estatal debe seguir predominando.
 
Las empresas estatales, una vez colocadas ei condiciones de autonomía y en arrendamiento, deben competir en el mercado con las demás, bajo control de las burocracias central y local.
 
d - La auto-gestión de la producción debe convertirse en la principal regla de la economía. La mayor parte de las empresas deben ser transferidas a la propiedad colectiva o municipal. Debe admitirse también al sector privado y al sector estatal operando en condiciones de planificación directiva.
 
e - La propiedad nacionalizada es una gran conquista de la Revolución de Octubre, la base económica objetiva del Estado obrero.
 
Esto puede asegurar, y debe hacerlo, el más alto crecimiento económico; sin duda solamente podrá hacerlo si es colocada bajo control directo de los trabajadores. La vía que puede sobrepasar el dictado burocrático y la norma burocrática en la economía no se basa en el caos del “libre mercado” sino en relaciones de producción basadas en la planificación democrática, por medio del diálogo entre los productores y consumidores, con el papel coordinador del centro económico.
 
Por la producción, no para la extracción del máximo beneficio, sino para la satisfacción de las necesidades de la población. Esto, sin duda, no implica una “supresión” del mercado, cuya importancia para la actividad de las pequeñas empresas, el sector de los servicios, etc. está lejos de agotarse.
 
¿Es necesario mantener la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas?
 
a - La Unión de Repúblicas Soviéticas está saqueando a Rusia. El imperio ruso se reestructurará dentro de los límites del Báltico al Pacífico sin ningún federalismo. ¡Ninguna clase de autodeterminación! Sólo la burocracia rusa y el ejército pueden dirigir adecuadamente a los pueblos de las “regiones fronterizas”.
 
b - Es necesaria la desfederalización. Todas las repúblicas habrán de convertirse en estados nacionales separados. Solamente con esta perspectiva es posible la creación de algunas asociaciones interestatales.
 
La liquidación de la URSS volverá posible (dividiendo e incitando a los trabajadores de distintas nacionalidades unos contra otros, debilitando la resistencia) la restauración del capitalismo.
 
c - El Estado unitario debe ser preservado. Es preciso dar más derechos a las burocracias nacionales, sin embargo, el aparato central continuará jugando el papel principal.
 
d - El acuerdo de la URSS debe ser reevaluado en base a una mayor democracia con iguales derechos para todas las naciones y nacionalidades. Para este fin, se hace necesario concluir un Tratado de la Unión.
 
e - La existencia de una libre unión de repúblicas verdaderamente socialistas está en los intereses de la clase obrera y de todas las nacionalidades. Sin embargo, la transformación de la URSS en tal Unión sólo será posible si se derroca la dominación de la burocracia parasitaria en todas las repúblicas y se respeta el derecho a la autodeterminación en todas las naciones.
 
El reconocimiento del derecho a la autodeterminación no significa estimular la actividad de los gobiernos de la burguesía nacional (en el Báltico, por ejemplo, que están restaurando el capitalismo bajo esta especie de “independencia nacional”). La última palabra en la resolución de la cuestión de la autodeterminación debe pertenecer a las propias masas trabajadoras.
 
¿Cuál es el objetivo inmediato y cómo conseguirlo?
 
a - Establecer una dictadura militar policial para “salvar a Rusia”. La promoción vil de este objetivo es la incitación a los “progroms”, a la extensión del antisemitismo y del odio interétnico.
 
b - Completa captura del poder en todos los niveles con el objetivo de instalar el principio capitalista.
 
Liquidación de la resistencia de los trabajadores a través del reforzamiento del grupo dirigente del Estado.
 
Campañas en los medios de comunicación para desacreditar al socialismo y glorificar el enriquecimiento, el “derecho del más fuerte” y el “arte” de hacer dinero.
 
c - Implementar medidas de emergencia para “estabilizar la situación”, o sea, para la salvación del dominio del aparato. Posiblemente imposición del principio presidencialista, prohibición de huelgas, etc.
 
d - Luchar por los puestos en los parlamentos y soviets locales para llevar adelante las reformas democráticas y sociales.
 
e - Organizar las fuerzas del proletariado para la acción de masas contra el poder de la burocracia y de la burguesía —huelgas, manifestaciones, actos de protesta.
 
Esta acción debe convertirse en una revolución política victoriosa del pueblo trabajador.
 
 
(*) Alexei Gussev es un militante trotskysta soviético. Este artículo fue redactado en mayo de 1991, es decir, antes de la fracasada tentativa golpista de la burocracia rusa, y del inicio de su descomposición declarada. Fue extraído de En defensa del Marxismo n? 3 (julio de 1991), órgano de los militantes trotskystas españoles vinculados a la Tendencia Cuartainternacionalista.
 
(1) Este artículo se concentra en la Federación Rusa, donde las contradicciones socio-políticas son más agudas. En el caso de otras repúblicas, donde existen fuertes movimientos nacionalistas, se requiere un análisis adicional especial.
 

Compartir

Comentarios