Conferencia de revolucionarios en los Balcanes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Con un exitoso y entusiasta acto público al aire libre en el centro de Atenas, la V Conferencia Internacional del Centro Socialista de los Balcanes “Christian Rakovsky” concluyó el 19 de septiembre su fecundo trabajo.


 


El Centro Rakovsky fue fundado en enero de 2000, tras la desgracia de la guerra de la Otan contra Yugoslavia. La iniciativa fue tomada por las fuerzas en lucha por la Refundación de la Cuarta Internacional que llamaban a un espectro más amplio de la izquierda. Su meta fue y sigue siendo unir -sobre una base socialista e intemacionalista- a las fuerzas revolucionarias en la región, de distintas tradiciones políticas, en una lucha común contra las intervenciones imperialistas y, de la misma manera, contra las clases gobernantes y camarillas chovinistas locales.


 


Durante los últimos cinco años, el Centro Rakovsky organizó cinco conferencias y muchos actos públicos. Participó en las movilizaciones internacionales del movimiento contra la globalización capitalista, como en Praga en 2000 y en Génova en 2001, en la movilización contra la Cumbre de la UE en Thessalonica en junio de 2003, en las manifestaciones contra la Cumbre de la Otan y la visita de Bush a Estambul, Turquía, en julio de 2004.


 


La V Conferencia Internacional del Centro tuvo lugar del 16 al 18 de setiembre de 2005 en Atenas. La organización anfitriona fue, una vez más, el EEK, la sección griega de la CRCI. Las deliberaciones tuvieron lugar en la alcaldía de Kaisariani, el barrio proletario histórico, donde se libraron las batallas más heroicas contra las tropas nazis de ocupación durante la Segunda Guerra Mundial, y donde centenares de comunistas, incluyendo trotskistas, fueron muertos por los pelotones de ejecución.


 


Participaron de la Conferencia organizaciones revolucionarias y luchadores provenientes de siete países de los Balcanes, del Medio Oriente, de Rusia y de Europa Occidental. Para su Presidencia de honor fueron elegidos, por voto unánime, tres luchadores presos en las cárceles sionistas: los camaradas Muhammad Kanaane, secretario general del Movimiento Palestino Abnaa el Balad (que había asistido a la Conferencia anterior en 2003); Marwan Barghouti, figura prominente de la Intifada y de las Brigadas Al Aqsa; y el joven judío Tali Fahima, prisionero, cuyo juicio como “colaborador de las Brigadas Al Aqsa” ha comenzado.


 


En la Conferencia fue presentado y discutido un informe sobre los nuevos desafíos en los Balcanes, en Medio Oriente y en Rusia. En el informe y en la discusión fueron subrayadas las tres fuentes, interconectadas por la crisis capitalista mundial, de nuevas tensiones y peligros en los Balcanes: el pantano del imperialismo norteamericano en Irak; la crisis en Rusia y en el espacio ex soviético; y la crisis en la Unión Europea luego del referéndum sobre la Constitución Europea de la UE en Francia y Holanda -crisis confirmada y profundizada en los recientes comicios alemanes.


 


Luego de una discusión plena y la incorporación de enmiendas de los delegados, este informe fue aprobado por unanimidad como la resolución principal de la 53 Conferencia.


 


Fueron presentados informes y/o documentos nacionales de Grecia, Turquía, Rumania, Bosnia/Herzegovina, Albania, Rusia, y Palestina.


 


Los informes y la discusión pusieron en claro la vasta escala del desastre social en los países balcánicos luego del colapso del stalinismo, el giro de las camarillas burocráticas locales al frenesí restauracionista y nacionalista, la intervención imperialista y la guerra. A pesar de la desmoralización y atomización en la lucha cotidiana por la sobrevivencia, las primeras señales de un resurgimiento en el movimiento obrero se manifiestan en la ola de ocupaciones de fábricas en Serbia o en el descontento de los mineros de Rumania, luego del retiro de la amnistía de sus líderes, encarcelados después de las ocupaciones hace unos años.


 


La 5° Conferencia hizo hincapié en tres ejes principales de lucha en el período venidero, resumidas en la resolución final:


 


Una lucha colectiva y organizada por la sobrevivencia. Luchar aun por las necesidades más elementales, así como por las cuestiones más generales que determinan la vida o la muerte de miles y de millones: por pan, trabajo, salarios, pensiones, vivienda, educación, salud, etcétera. Luchar contra los bandidos extranjeros y locales que han robado la riqueza social y que sobre-explotan a la población trabajadora al costo más bajo. La lucha por el control obrero tiene una importancia central. Hay que organizar cuidadosamente una Conferencia Obrera sindical de todos los Balcanes para discutir los medios y las formas para luchar contra las condiciones bárbaras impuestas por la invasión de capitales multinacionales, a la vez que se han destruido todas las formas sociales de protección anteriores. Un plan urgente para asegurar las condiciones de vida de la población tendrá que ser redactado por los colectivos obreros y populares. ¡Por la expropiación de los expropia-dores bajo el control de los obreros!


 


Contra la xenofobia, el chovinismo, el racismo, el antisemitismo y todas las formas de discriminación, particularmente la opresión de las mujeres, incluyendo la explotación sexual y el tráfico Iguales derechos para los trabajadores inmigrantes y locales.


 


Contra la intervención imperialista y contra la guerra, por la Unidad Socialista en una Federación Socialista de los Balcanes, en el marco de los Estados Socialistas Unidos de Europa, y por una Federación Socialista de Medio Oriente.


 


Con relación a la situación política en Turquía y su interconexión con la guerra imperialista y la ocupación de


Irak, la Conferencia señaló los peligros que afronta el pueblo kurdo, particularmente los millones que viven dentro de Turquía. Como subraya la Resolución, “el Estado turco ha fijado decididamente el rumbo de aplastar el movimiento kurdo dentro de Turquía e incita entre las masas el chovinismo contra los kurdos, que ha resultado en instancias reiteradas de turbas, usualmente dirigidos por fascistas, que intentan linchar a los kurdos en muchos pueblos y ciudades de Turquía. El movimiento obrero internacional enfrenta la tarea de defender a los kurdos de Turquía contra las amenazas mellizas de la represión estatal y los intentos de linchamiento, que en el futuro podría conducir a masacres en gran escala de los kurdos y/o la guerra civil”.


 


Los desafíos que enfrentan el pueblo palestino y su movimiento de liberación, luego de la llamada “retirada de Gaza” fueron discutidos exhaustivamente. La Conferencia decidió lanzar una campaña de solidaridad con Muhammad Kanaane, Marwan Barghouti, Tali Fahima y todos los prisioneros políticos en Palestina.


 


La resolución principal de la Conferencia concluye con un programa de acción:


 


Movilizarse constantemente contra cualquier acto de represión del Estado sobre los derechos democráticos y las libertades civiles a manos de los regímenes en la región.


 


Extender la campaña, tanto en el frente académico como en los movimientos obreros y populares, contra la expulsión de Goran Marcovic de su puesto de trabajo en la Universidad Slobomir P. en Bosnia, por sus puntos de vista políticos y su afiliación al Partido Obrero Comunista de Bosnia/Herzegovina, por su rehabilitación inmediata.

 


Preparar una serie de actividades alternativas y actos públicos, durante el próximo Foro Social Europeo, a realizarse en Atenas, en abril de 2006, en forma independiente del marco ideológico/político de las fuerzas dominantes reformistas del Foro.


 


Preparar hasta fin de 2005 las condiciones para lanzar un Boletín del Centro Socialista de los Balcanes con noticias, artículos políticos y ensayos teóricos.


 


Extender nuestro trabajo en Medio Oriente y preparar las condiciones para una Conferencia del Medio Oriente.


 


El Centro de los Balcanes debe preparar las condiciones para una Conferencia Internacional de las fuerzas revolucionarias y los movimientos sociales en una escala más amplia que hasta el presente.


 


Un Secretariado del Centro “Christian Rakovsky” fue elegido por voto unánime. Una nueva reunión internacional del Centro tendrá lugar en abril de 2006.


 


En el acto público, fueron presentados las conclusiones y los resultados de la Conferencia a un público de centenares de obreros, jóvenes y representantes de las organizaciones políticas de la izquierda. En la Conferencia, los oradores fueron participantes de Turquía, Rumania, Palestina, Rusia, Dinamarca, Austria y Grecia, así como de Italia (de la AMR Progetto Comunista).


 


La V Conferencia Internacional del Centro “Christian Rakovsky” de los Balcanes fue una gran escuela de internacionalismo y un paso hacia delante para la internacional revolucionaria de la clase obrera mundial.


 

Artículos relacionados

Deja un comentario