fbnoscript

Resolución Política del PT de Uruguay

Por PT de Uruguay
Derrotemos la ofensiva del gobierno capitalista blanqui-colorado contra nuestras conquistas En defensa de la seguridad social
 
En el pasado mes de mayo se realizó en Montevideo el IVo Congreso del Partido de los Trabajadores, de Uruguay; que aprobó la siguiente resolución política.
 
1) El gobierno sanguinettista pretende llevar adelante las “tareas pendientes” que no pudo concretar Lacalle. La burguesía quiere llevar al Uruguay a la situación de Argentina, a través de la liquidación de la seguridad social, la privatización de v empresas públicas, despidos de trabajadores estatales, rebaja del salario, desocupación, flexibilidad laboral.
 
El programa antiobrero del gobierno tiene por eje la privatización de la seguridad social. A través de la confiscación de los aportes jubilatorios se rescata a la burguesía y a la banca internacional. De allí que la privatización de las jubilaciones sea una exigencia tanto del Banco Mundial como de la Cámara de Industrias. El presidente del BID, Enrique Iglesias, comprometió créditos del organismo para financiar el agujero que dejaría la rebaja de aportes patronales y la privatización de los fondos de pensión.
 
La liquidación de la seguridad social es la condición para el triunfo de la burguesía sobre el movimiento obrero. Los capitalistas vienen impulsando desde hace años esta ofensiva contra los derechos jubilatorios, por lo que se ha convertido en el eje de las luchas populares de los últimos seis años (plebiscito de 1989, “minirreforma”, plesbicito de 1994). El “cogobierno” colorado-blanco se ha constituido para llevar adelante l estafa de la seguridad social.
 
2) La “reforma presentada por el “cogobierno” es un primer paso en la liquidación y privatización de la seguridad social. La rebaja de aportes patronales, la rebaja de las jubilaciones y la privatización de los aportes por salarios más de 5000 pesos, están planteados en la perspectiva de la liquidación total de los derechos jubilatorios y de la confiscación de los aportes.
 
Del mismo modo que el menemismo desconoce los derechos de aquellos que optaron por la jubilación estatal, como forma de obligarlos a pasarse a la privada – justamente en el momento de los fondos privados tienen pérdidas fabulosas en la Bolsa -, aquí se impulsa el completo hundimiento del BPS para proceder luego a su privación total.
La campaña contra la privatización de la seguridad social forma parte de la lucha por la dirección del movimiento obrero. Esta campaña unifica a todos los trabajadores contra el conjunto del régimen político y la burocracia sindical, por lo que se plantea la oportunidad para dirigir un movimiento nacional en defensa de las jubilaciones, que nos coloca disputando la dirección de la clase obrera.
 
La burocracia sindical ya está entregando la seguridad social. Su reclamo de negociar con el gobierno, y sus propuestas que incluyen "fondos complementarios estatales o bipartitos”, marcan no sólo su negativa a entablar la lucha contra la estafa, sino incluso su voluntad de participar del negociado con sus propios Afondos complementarios”.
 
La Mesa Representativa resolvió que “Una vez ingresado el Proyecto al Parlamento” se convocará una M. R. para “analizar” un paro de 24horas. Esto está marcando la voluntad de la burocracia sindical de viabilizar la negociación parlamentaria del proyecto.
 
El paro de 24 horas constituye una maniobra de la burocracia sindical para estrangular la lucha contra la estafa a la seguridad social y viabilizar el proyecto del gobierno. La burocracia sindical ha declarado su apoyo a la reducción de aportes patronales, pasantías para la juventud y pretende “discutir alternativas” a los decretos del 24 y 25 de enero.
 
4) Nuestro programa contra el robo de los aportes jubilatorios es el siguiente:
 
Repudio a todo proyecto de "reforma”.
 
Inviolabilidad de los aportes actuales.
 
Control y administración de las Cajas provisionales por los trabajadores y jubilados. Apertura de los libros contables de las empresas a los sindicatos para enfrentar la evasión de las patronales.
 
Huelga general si el proyecto entra al Parlamento. Que los capitalistas quiten sus manos de los fondos jubilatorios obreros.
Esta campaña debe ser desarrollada enérgicamente por todo el partido, hacia los trabajadores de base y jubilados.
 
En el caso de la construcción, debemos lanzar esta campaña a través de Lucha Obrera hacia los obreros de la construcción, y reclamar una asamblea del SUNCA para repudiar todos los proyectos de liquidación de la seguridad social. Esto va a permitir que lancemos una campaña desde el SUNCA a todo el movimiento obrero, planteando un frente común de sindicatos, agrupaciones obreras de lucha para reclamar un Congreso de delegados de base del PIT-CNT, en oposición a la entrega de la burocracia.
 
5) El vencimiento de los convenios colectivos y la política del gobierno de imponer convenios por empresas —salvo en 4 sectores "regulados”—, plantea la emergencia de luchas salariales. Los convenios actuales han permitido una rebaja del salario, en el marco de un aumento de la desocupación y de la imposición de una mayor explotación; en los últimos años la "productividad” ha aumentado un 30%.
Frente a este panorama, la burocracia sindical está discutiendo la "reactivación productiva", es decir, pretende condicionar la evolución del salario a la suerte de cada empresa, mediante convenios de "productividad” (súper-explotación).
 
Levantamos un programa salarial concreto para las próximas luchas:
 
Aumento inmediato del 50%. Salario mínimo igual al costo de la canasta familiar (7.000 pesos). Reajuste mensual de salarios. Eliminación de los impuestos a los sueldos y jubilaciones.
 
Frente a los planes de despido, envíos al seguro de paro y el aumento de la desocupación, planteamos la reducción de la jornada laboral sin merma del salario. Ocupación de toda fábrica que despida.
 
Resolución sobre el Foro de San Pablo
 
Desenvolver una campaña en torno al Foro de San Pablo, sobre la base de la consigna de “Fuera los represores del pueblo boliviano”, impulsándola en sindicatos, asambleas de derechos humanos y el PIT-CNT, exigiendo el pronunciamiento público. Realizar pintadas en tomo al Palacio Peñarol y el Parque Hotel, de esta misma consigna. Participar del acto inaugural (jueves 20 hs., en el Palacio Peñarol) con pancartas y la declaración del PO. Realizar reuniones con partidos que participan del Foro para presentar una moción común en este sentido.
 
Participar en el Foro en la delegación del Partido Obrero, mocionando en la primera sesión la expulsión del Movimiento Bolivia Libre. En caso de que esta moción sea rechazada, romper con el Foro porque alberga a los carceleros y represores de los pueblos.
 
Informe de Actividades
 
En cumplimiento de la resolución del Congreso sobre el FSP, se realizaron gestiones ante el MPP (Sarthou), PCU (Tutzó e Iván), 26M (Sendic), y se enviaron cartas al MLN, MPP, PCU y 26M. También se envió una nota al PIT-CNT planteando el repudio a la presencia en suelo uruguayo de los represores del pueblo boliviano.
 
Todas estas gestiones no dieron —hasta el comienzo del Foro— ningún resultado práctico.
 
Se realizaron pintadas (La Teja, Palacio Legislativo, Palacio Peñarol, Avda. Italia y Propios) y se llevó una pancarta al Palacio Peñarol.
Todas estas actividades tuvieron repercusión en la prensa.
 
La intervención en el FSP quedó a cargo de la delegación del Partido Obrero, conformada por Pablo Rieznik (PO), Gustavo Páez y Rafael Fernández (PT). Desde el inicio del Foro se planteó la expulsión del MBL, pasando el tema a una comisión y luego al plenario del sábado. Nuestra propuesta dominó todos los debates del Foro, obligando a todas las organizaciones a pronunciarse. Se presentó una moción por la expulsión del MBL, y logramos las firmas del MLN, MPP, MRO, PST, PRT (México), MIR (Chile), PC de Paraguay, PDP (Paraguay), y luego de otro PRT mexicano.
 
La Mesa del Foro (Grupo de Trabajo) maniobró constantemente para evitar la votación. Frente a la defensa de la presencia del MBL y a las maniobras constantes para impedir su expulsión e incluso la votación, la delegación del PO anunció la ruptura con el Foro en la noche del sábado.
 
El domingo se distribuyó la declaración de la delegación, explicando las causas de esta ruptura, la que se entregó a cada delegación y a la prensa.
 
El FSP fue dirigido políticamente por el PRD mexicano, cuya delegación defendió la “integración latinoamericana” junto a EE.UU. y Canadá, defendiendo los planteamientos de la CEPAL de la década del 60 (desarrollismo). Las resoluciones plantean una negociación con el imperialismo yanqui y la "soluciónpolítica” a las rebeliones populares (Chiapas) y el desarme e "institucionalización” de las guerrillas, al estilo salvadoreño. El PRD quedó colocado como el pivote de la negociación del castxismo y la "izquierda” latinoamericana con Clinton.
Nuestra ruptura con el FSP sobre una base de principios, es perfectamente clara para todo el mundo. No rompimos por consideraciones "ideológicas” sino por una razón muy sencilla: estamos con los pueblos oprimidos y reprimidos de América Latina, y no con sus verdugos. El FSP ha culminado su evolución en el sentido de su integración a la política del imperialismo, y la "izquierda” del Foro marcha a una completa bancarrota.

Compartir

Comentarios